Es oficial, Tarifa ya tiene a su primer vidriero residente de toda su historia. Se llama Peke Toyas. Nació en Logroño en 1965 y recuerda que la primera vez que vio Tarifa se convenció de que algún día volvería, algo que es muy común entre los que no hemos nacido aquí.