La serie de entrevistas que publicamos bajo el título de Tarifeños Por El Mundo trata, como su propio título indica, de tarifeños que están viviendo y trabajando en otras partes del mundo. Gente valiente y con ganas de aventura que en cierto momento de su vida decidieron probar suerte en otros pueblos o ciudades lejos del calor familiar. Tarifa tiene muchos ejemplos de este tipo de personas, pero también tiene ejemplos recíprocos, es decir, de gente de otras partes del mundo que han decidido instalarse en Tarifa. En esta nueva sección os vamos a presentar a personas y personajes que no han nacido en Tarifa pero que han hecho de ella su hogar.

Como apasionados del diseño gráfico, un día nos fijamos que la tienda de Pepe Trujillo, de Tejidos Trujillo tenía una colección de posters originales de competiciones de windsurf que se hicieron en Tarifa en los años 80 y 90. Son una muestra del estilo gráfico de esa época y también son parte del legado histórico de los que significó la aparición del windsurf en este pueblo.

El Café Azul lleva toda una vida encantando a su fiel clientela con carismáticos desayunos, platos sanos y brunch al estilo mediterráneo. Abren todos los días del año de 9:00 a 15:00. Todos sabemos que el desayuno es la comida más importante para empezar un buen día, en el café azul lo tienen muy en cuenta y por eso su carta nos da una amplia variedad de suculentas opciones para pedir. 

Nuestra misión es simple: Ayudarte con el éxito de tu proyecto.

A finales de los años 70 llegó el primer windsurfista a Tarifa, aparcó su furgoneta en el Camping Torre de la Peña I, montó su tabla y se puso a navegar. La identidad de esta persona es anecdótica, pero lo que va más allá de la anécdota es que su estela dejó más de 30 escuelas de windsurf y kitesurf, unos 50 establecimientos hoteleros y más de 120 restaurantes.