Diciembre 13, 2018

A veces gentil y cómplice, a veces hostil y enemigo; pero siempre caprichoso. El viento ha contado con un importante protagonismo en todas las culturas de civilizaciones pasadas y presentes (y sin duda también en las futuras). El ser humano, ansioso por comprender y controlar el mundo que le rodeaba, desde tiempos remotos, mucho antes de darle un sentido científico, ha interpretado el viento con cualidades divinas y apariencia humana.