Diciembre 15, 2018

La energía está siempre presente. Usamos energía para todo lo que hacemos, desde dar un salto o freír un huevo, hasta mandar astronautas al espacio. Todos los seres vivos somos dependientes de energía, pero el ser humano es la única especie que ha desarrollado tecnología para aprovechar las fuentes de energía disponibles. Las fuentes de energía se dividen en dos grupos: renovables (utilizan fuentes naturales e inagotables en su producción) y no renovables (utilizan recursos limitados para producirla). El viento es una fuente de energía renovable y aquí te vamos a contar un poco su historia.