Diciembre 17, 2018

Después de la I Guerra Mundial un genio llamado Marcel Duchamp introdujo el movimiento en las artes plásticas con una escultura llamada “Rueda de Bicicleta”, que consistía en la rueda y horquilla delantera de una bicicleta boca arriba montada sobre un taburete de madera. El arte cinético había nacido.

El Patrimonio Cultural de Tarifa ha alcanzado un interés global gracias a los descubrimientos de Arte Rupestre llevados a cabo durante muchos años por Lothar Bergmann. Las cuevas de la comarca reflejan grabados de todas las épocas prehistóricas, un gran privilegio para los tarifeños que deberán velar por la salvaguardia de tan preciados vestigios.

Les presento a una gran artista autodidacta. Luisa Ochoa, cordobesa afincada en Tarifa desde hace más de veinte años. Pertenece a esa generación de libres aventureros que empezaron a ver en Tarifa un destino vacacional idílico. Muchos de ellos, como Luisa, se establecieron aquí renegando de las comodidades habituales de las ciudades y en favor de un estilo de vida muy concreto, el estilo de vida de Tarifa. Ellos pusieron a Tarifa en el mapa de destino turístico para muchos jóvenes y nos abrieron el camino a los muchos que vinimos después a quedarnos. Gracias a los muchos negocios que se empezaron a abrir y a los puestos de trabajo que generaron, esta generación es responsable, en gran medida, del crecimiento económico tan tremendo que ha dado Tarifa en los últimos veinte años. Estamos trabajando en un artículo sobre esta generación que se publicaremos en el futuro, pero por ahora sigamos con esta fabulosa artista.