El Carnaval de Tarifa

By Begoña Martinez Escudier Febrero 02, 2010 10752

El Carnaval de Tarifa nada tiene que envidiar a los archiconocidos Carnavales de Cádiz, aunque a un nivel más local se celebre. La ciudad se viste de colores y alegría durante unos días en los que todo estará permitido. El jolgorio, el desparpajo, las risas y el cante, el humor o la imaginación serán los protagonistas en los tres intensos días que dura el Carnaval todos los meses de febrero desde 1982, año en el que el Ayuntamiento de Tarifa hizo oficial su Fiesta de Carnaval.

 

En ese año, Juan Luis Muñoz, más conocido por los lugareños como “Juan Luis el de las hamburguesas” junto a Rosario Merino y Paca Serrano, hicieron el primer intento de pregón dando así por inaugurada esta fiesta que sólo sería el principio de una peculiar trayectoria carnavalesca. Les siguieron otros pregoneros emblemáticos de Tarifa: el pregonero de pregoneros Pepe Notario, el historiador y cronista Jesús Terán, el presentador de Radio Televisión de Tarifa Jose Manuel Ulloa, el autor de letras carnavalescas Pepe Triviño y el pasado año el reiterado ganador al mejor disfraz, Juan Santamaría. Si algún pregonero ha llegado a ser peculiar y diferente en el mundo del carnaval ese ha sido “el Padre Pedro”, sacerdote de la iglesia de San Mateo. Han tenido que transcurrir 28 años para que a una mujer se le concediese ese honor, y será durante los Carnavales de 2010 cuando veremos a Mari Luz López López pregonar y dictar el comienzo de la fiesta en la noche del 26 de febrero.

Desde el año 1989 hasta 1999, fueron dos las figuras más importantes que representaban los Carnavales de Tarifa: el pregonero y el Dios Momo. La representación del Dios Momo finalizaría en 1999, cuando Francisco Cádiz Villanueva (Paco el Yenka) fue proclamado Dios Momo Perpetuo, último Dios Momo, poniéndole fin a esta figura y cediéndole el paso a la que sería la protagonista a partir de entonces, la Diosa del Carnaval.

El Centro Histórico ha vivido desde siempre el ambiente carnavalesco de sus seguidores. La Plaza de San Martín fue el lugar escogido inicialmente para acoger el escenario dónde tendría lugar las actuaciones de las agrupaciones, la entrega de premios a los diversos concursos y las actuaciones de la orquesta durante las noches de los tres días de fiesta. Actualmente es en la calle Sancho IV El Bravo “La Calzada” el lugar donde se ubica este escenario. Además, en otras plazas como la de San Martín, San Hiscio (El perulero), Hermanos Costaleros (Plaza de Rico) o la calle Guzmán El Bueno, se instalan pequeños “tablaos” dónde las agrupaciones locales deleitarán a su público con el cante de pasodobles, cuplés, presentaciones y popurrís. Hasta 1993 también se asistía a dos peñas carnavalescas: “El tío las tortas” y “Yesca yesca, toma toma”, actualmente inexistentes.

En 1990 se decidió decorar el Centro Histórico simulando un barrio chino. Sin embargo, la lluvia y el viento hicieron su habitual presencia en El Estrecho, estropeando aquella genial idea y acabando con los decorados de papel y tela. Este contratiempo hizo dejar a un lado la idea de adornar el Centro durante varios años. En 2009, la Comisión de fiestas junto con el Ayuntamiento deciden retomar la idea y tematizar el Carnaval enfocándolo al “salvaje oeste”, siendo el primer y único Carnaval temático de la provincia con gran aceptación local y por parte de los foráneos. Gracias al éxito alcanzado y merecido el pasado año, los Carnavales de 2010 repiten la idea y convertirán por pocos días a Tarifa en la “antigua Roma”.

La mañana del domingo previo al Carnaval tiene lugar en La Alameda la presentación oficial de las agrupaciones que formarán parte del concurso que se celebrará en los siguientes días y dónde se podrá disfrutar de una degustación gastronómica típica de la localidad, como el caso del delicioso erizo de La Caleta.

Durante los días previos al Carnaval de calle, se celebra este concurso bicomarcal (por parte de la comarca de La Janda y del Campo de Gibraltar) de agrupaciones carnavalescas que consiste en tres intensos días de dos semifinales y una gran final, dónde las más ingeniosas serán gratificadas con un premio en metálico. El Teatro Alameda era el sitio designado para celebrar este concurso, pero desde hace cinco años las reformas del teatro han obligado a celebrarlo en lugares alternativos.

La tarde del sábado de Carnaval es la destinada para el Pasacalle del Humor. Las calles de Tarifa se convierten en una peregrinación de personajes caracterizados con un sorprendente talento e ingenio, acompañados de carrozas, de agrupaciones y de bandas de música. Es este el momento elegido por la Delegación de Feria y Fiestas para seleccionar aquellos  que serán premiados al mejor disfraz individual, de parejas y de grupo. Hasta la estatua de Guzmán El Bueno ha querido disfrazarse en muchas ocasiones para participar en la fiesta junto a todos los tarifeños, convirtiéndose por estos días en torero o El Zorro entre otros.

A las 24.00 horas del último domingo de Carnaval se da fin a la fiesta en el centro de La Calzada con una gran piñata cargada de sorpresas. Finaliza así tres intensos días de  disfraces y  diversión, aunque siempre exceptuando a los “jartibles” del Carnaval.

Si el buen tiempo acompaña, sería una gran elección venir a Tarifa a conocer su Fiesta de Carnaval, entremezclarse con su gente, con su arte y su cultura propia. Y si la lluvia estuviera presente, siempre queda la opción de coger un cubo y una caña, unas botas de agua y un chubasquero ¡y listo!, un disfraz de marinero.

El disfrute y el regreso estarán asegurados. Solo queda decir que vale la pena gozarlo.

Información y fotografías: Francisco Araujo Medina, Kiki.