Visión de Tarifa

By Adela Muñoz Julio 30, 2009 7266

Hay una Tarifa: esa de la chancla, el pantalón corto, la libertad que proporcionan los deportes asociados al viento y las salidas nocturnas. Una Tarifa en la que se mezclan gentes de cualquier parte, dónde no existen las fronteras, ni las españolas ni las europeas. Esa Tarifa que acoge, que se desvive por el turista que va de paso, el que se para a tomar un café en una terracita de la Alameda, el que compra un trozo de pizza para cenar y se la toma en plena calle.

Esa Tarifa que arropa a familias que hacen la compra en el hipermercado o se dan una vuelta por la plaza para llevarse a casa pescado fresco: los que lo fríen en ese minúsculo apartamento de verano por el que han pagado un precio siempre excesivo.

Pero ¡cuidado! Esta Tarifa se esta transformando poco a poco. El turista cada vez se sienta menos en las terrazas, cada vez va más a los hipermercados, cada vez recorta su estancia a menos días, cada vez hace menos compras en la cara y prohibitiva (para los tarifeños) calle de Batalla del Salado, cada vez va más de camping y menos de apartamento.

El turista no es tonto. El turista ha descubierto que, ahí enfrente, en África, puede encontrar las mismas playas, el mismo viento del Estrecho y que sus vacaciones podrán alargarse porque todo es más barato. La crisis es la crisis y Tarifa la está sintiendo como nunca.

El mito de Tarifa nació por el viento y ahora Tarifa se muere, como un huracán, de cara al turismo. ¿Dónde están los italianos que invadían nuestras calles? ¿Dónde andan los que manoseaban en las tiendas de ropa? ¿Por qué se ven ahora tantos carteles de locales que se venden o se traspasan?

Deberíamos saber que todo tiene un principio y un final. No estamos preparados para este final (aunque no haya sido de muerte súbita).

Tarifas hay muchas, pero las teníamos guardadas en un cajón, totalmente olvidadas y tenemos que recuperarlas. ¿Qué hay de nuestra calidad de vida? ¿Qué hay de nuestra recuperada paz en las noches atronadoras de verano, aquellas que antes duraban cuatro meses y ahora son de apenas dos? No nos damos cuenta de nuestro privilegio, de nuestro clima, de nuestra gente sencilla. No valoramos los pequeños detalles como el de poder saludarnos porque siempre nos encontramos con las mismas caras conocidas….

Tarifa no es sólo el casco antiguo de este pueblo. Tarifa extiende su término en una comarca en la que hay caballos, hay ganado en general y muchísimos tarifeños viven de ello y, con el viento o sin él, han seguido viviendo de su trabajo estos años.

Tarifa pesca. Son muchas las familias que comen de eso: muchas. Nuestro pueblo exporta su pescado y sino, díganselo a los japoneses que están deseando llevárselo.

Mi Tarifa, su almadraba, su castillo de Santa Catalina, su pequeña isla de las Palomas, símbolo del punto más al sur de Europa. Esa pequeña chincheta que, cuando iba al colegio, veía siempre en los mapas.

No corren buenos tiempos para nosotros, sin embargo, disfrutemos de nuestra calidad de vida. Ya sabemos que existe una Tarifa de marzo a octubre y otra de noviembre a febrero. La cruda realidad de esos días tan cortos y noches eternas, nos llenan, a muchos, de desánimo. Sin embargo, siempre sale la luz. La costa de la luz, la Virgen de la Luz. Todo Tarifa es eso: LUZ, no dejemos, entre todos, que se apague.

Helena´s Kitchen escuela de cocina

Lunes, 1 Julio 2019 - Lunes, 30 Diciembre 2019
Helena´s Kitchenescuela de cocina y espacio de eventos gastronómico.

Campamento Cocina Para Niños

Lunes, 15 Julio 2019 - Domingo, 1 Septiembre 2019
Destinado a despertar el mundo de la cocina a los más jóvenes y a familiarizarse con los alimentos...

Mercadillo 2ª Mano

Domingo, 25 Agosto 2019
Mercadillo Segunda Mano Todos Los Domingos ..Delicatessentarifa.

Friendly After Work

Viernes, 30 Agosto 2019 a las 17:00
Friendly After Work!! todos los Viernes a partir de las 17:00h en Waves Beach Bar Tarifa!

Mercadillo 2ª Mano

Domingo, 1 Septiembre 2019
Mercadillo Segunda Mano Todos Los Domingos ..Delicatessentarifa.