El Patrimonio Cultural de Tarifa ha alcanzado un interés global gracias a los descubrimientos de Arte Rupestre llevados a cabo durante muchos años por Lothar Bergmann. Las cuevas de la comarca reflejan grabados de todas las épocas prehistóricas, un gran privilegio para los tarifeños que deberán velar por la salvaguardia de tan preciados vestigios.

Si por muchos es conocido el dicho popular de “salir por peteneras”, en la provincia gaditana es muy común hacer referencia a la expresión “salir por la vía de Tarifa”  cuando evadimos una respuesta o cambiamos el tema de lo que se está hablando.

La comarca de La Janda durante muchos años tuvo el honor de poseer la laguna más extensa de la Península Ibérica a la cual se le asociaban otras lagunas de menor extensión, llegando a albergar unos 50 km2 y dando lugar al humedal más importante de Europa, una imagen que nada tiene que ver con la existente en la actualidad.

En una localidad donde el volumen de negocios nuevos que cierran a los pocos meses para siempre, es aparentemente mayor que la media nacional, es esperanzador charlar con la persona que probablemente ha abierto más negocios con éxito en la historia contemporénea de Tarifa.

Para muchos extranjeros el flamenco, además de ser una interesante y profunda expresión artística, es la imagen de España. El estereotipo representado en las muñequitas de plástico con vestido rojo y sombrero cordobés, o en las postales setenteras de bailaoras con faldas bordadas de hilos de colores, es su extremo más superficial.

En el punto más meridional de Europa se sitúa la Isla de Tarifa, también llamada Isla de Las Palomas. Se considera el tesoro más valioso que posee el Parque Natural del Estrecho. Sus valores ambientales, culturales e históricos han hecho de este lugar un espacio único aunque enormemente desconocido debido a su alto grado de protección bajo la responsabilidad del Ministerio del Interior y su condición de acuartelamiento militar cerrado al público.