La Isla Olvidada

By José María Díez Lobato Julio 28, 2011 5154

En un lugar cerca de la Península Ibérica, se encuentra una isla donde sus aguas son de  color esmeralda y las rocas que la rodean tiene tantos colores como el arco iris. El gobierno donde se encuentra ubicada, nunca se ha parado a pensar que tanta belleza de se debería aprovechar para hacer algo grande que llame la atención en el mundo; no solo por las especies de animales, seres marinos,aves etc.que habitan en ella, sino también por el sol con su luz, el cielo con su claridad, y el viento que hace que no haya otro lugar en este planeta en que vivimos. Un día,uno de los gobiernos del país donde está enclavada, decidió aprovechar esta milla de tierra, para dar cabida a todos aquellos pobres emigrantes que cruzaban el mar buscando en otros países un futuro mejor, huyendo del hambre y de las miserias que les acuciaban en su tierra natal.

Pero los Dioses del Universo hartos de ver tanto desinterés por esa isla que crearon para se habitada y fuera deleite de sus moradores se reunieron y dijeron: Esto no puede continuar así: Primero habló Eolo el Dios del viento y dijo:donde está mi viento que llena el mar, cabalga por las olas,y limpia la tierra de impurezas para disfrute de sus habitantes. Para que sirve que yo me esfuerce, si en esa isla maravillosa no hay nada que barrer.Tiene razón declaró el Rey Neptuno:Yo como Dios del mar y del océano, me gusta que los habitantes de la isla puedan contemplar lo que yo he creado. Entonces se levantó el Dios del Universo y dijo:Yo me encargaré como creador y responsable de todas las cosas y seres del Universo, que esta isla ocupe el lugar que le corresponde en el mundo. A los pocos días de esa reunión de Dioses, cambió el gobierno del país donde se encontraba. Un día aprovechando las vacaciones, el jefe del estado y su gobierno pasaron cerca de la isla, y al verla tan bien dibujada dentro del mar preguntó a uno de sus ministros:¿Esa bella isla es nuestra?-Claro excelencia, la usamos para guardara los emigrantes que llegan de otros países sin papeles ¡Emigrantes sin papeles! es posible que en ese regalo de Dioses se use para eso.Supongo que los emigrantes se encuentren maravillosamente ¿verdad? El ministro le miró sin saber que contestar.Excelencia-dijo en voz baja,solamente hay un barracón,y allí están hacinados: hombres, mujeres,niños,hasta que llegue el  momento para devolverles a su país de origen. En esto se levantó una tempestad tremenda, y el barco deportivo en el que viajaba el gobierno tuvo que refugiarse en el puerto ruinoso de la isla. Al bajar a tierra y ver el lugar-preguntó el jefe del gobierno: ¿Y este puerto sin par como se encuentra en este estado? Excelencia, es que este puerto es muy antiguo, dicen los historiadores que fue construido por los romanos, otros  por los fenicios, a quién importa.¡Qué a quién importa! señor ministro. Esto es otra maravilla de la isla que nosotros tenemos abandonada.Pero Excelencia, si este es un lugar sin importancia ¡Sin importancia señor ministro, En esto se oyó una voz fuerte como un trueno que dijo:Ya ves Excelencia, hemos creado esta isla maravillosa y se la regalamos a un pueblo que no se la merece, puede ver cómo nos lo han pagado. El jefe del gobierno dirigió la mirada al cielo de donde venía la voz y dijo:Perdón Dios del Universo; tienes toda la razón, a partir de hoy todo cambiará. Hoy mismo daré las órdenes para que la isla que nos regalaste la cuiden con esmero y sea la más bella del  mundo. Te creo hombre de la tierra, eres sincero e inteligente, yo también te ayudaré, y te daré el mejor sol, el mejor aire, y el más bello mar que ser humano haya visto.Gracias Señor, mientras yo sea el Jefe del Gobierno, no te defraudaré. Haremos de tu isla un símbolo de la grandeza de tu creación. Autor: José María Díez Lobato.