Diciembre 19, 2018

Una casualidad y un artista

By Noviembre 12, 2018 120 0

Hace unos días me visitó una amiga y decidimos dar un paseo por la Alameda porque le llamó la atención las palmeras altas que la recorren.

Mira, esta es la Alameda, aquí pasea mucho la gente durante todo el año y es donde yo jugaba todas las tardes de pequeña junto a mis primos. Nos sentamos en los bancos, yo y mi manía de elegir el banco correcto. Uno que esté vacío pero lleno, ¿sabes? Sí, y que si hay gente, si puede ser, que te de buenas vibraciones ¡por favor! Bueno, pues ese día no pude elegir mejor.

Finalmente nos decidimos a sentarnos en uno que estaba ocupado por un señor mayor con sombrero, bastón y mirada amable. Rápidamente se sacudió hasta el final del banco para dejarnos sitio. Observamos que estaba dibujando a un señor que estaba justo en frente. Nos quedamos embobadas, ¿cómo podía parecerse tanto? Jugaba con tanto gusto con el lápiz y la mirada, que mi amiga y yo no podíamos dejar de mirar la situación como en un partido de tenis ¡hacia el señor dibujado, hacia el dibujo!

Nunca antes había coincidido con él, pero al firmar el dibujo rápidamente lo reconocí. Manuel Reiné, un pintor y escultor de Tarifa. Nos sentimos afortunadas porque nos contó sus inicios, vivía en la calzada, concretamente en el Rincón de Yesca, una callejuela coqueta y sin salida.

``Cuando era un chiquillo recuerdo las risas de mis vecinos cuando entraban soldados y visitantes a nuestro Rincón y comprobaban que no tenía salida, algunos reían, otros enfadaban´´.

Fue allí donde plasmó sus primeras ideas, ideas que los vecinos respetaban al volver a pintar la fachada. Nos estaba pareciendo un chute de historia antigua de Tarifa, uno de esos momentos en la vida en los que te acuestas y te sientes agradecida porque alguien ha compartido un poquito de la historia de su vida contigo.

¡Qué bonita coincidencia!

Vota
(1 Vote)

Escribe un comentario

Asegúrate de escribir toda la información requerida, marcada con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.