Diciembre 15, 2018

La Colección de Arena

By Junio 01, 2008 8232 0

Les presento a una gran artista autodidacta. Luisa Ochoa, cordobesa afincada en Tarifa desde hace más de veinte años. Pertenece a esa generación de libres aventureros que empezaron a ver en Tarifa un destino vacacional idílico. Muchos de ellos, como Luisa, se establecieron aquí renegando de las comodidades habituales de las ciudades y en favor de un estilo de vida muy concreto, el estilo de vida de Tarifa. Ellos pusieron a Tarifa en el mapa de destino turístico para muchos jóvenes y nos abrieron el camino a los muchos que vinimos después a quedarnos. Gracias a los muchos negocios que se empezaron a abrir y a los puestos de trabajo que generaron, esta generación es responsable, en gran medida, del crecimiento económico tan tremendo que ha dado Tarifa en los últimos veinte años. Estamos trabajando en un artículo sobre esta generación que se publicaremos en el futuro, pero por ahora sigamos con esta fabulosa artista.

 

Existen dos tipos de artistas. Están los que comulgan con la industria: intelectuales, eruditos, calculadores y exquisitos. Y luego están los que van por libre, los outsiders. Luisa pertenece a este segundo grupo. La industria del arte no está presente cuando Luisa crea. Cuando pinta, no piensa en cómo definir su carrera artística. Ni se le pasa por la cabeza cuánto puede valer lo que hace cuando recolecta objetos encontrados en la naturaleza para utilizarlos en sus esculturas. Luisa lo hace por puro instinto, de una forma natural y por una innata necesidad de reflejar sus sentimientos allí donde las palabras no alcanzan a describir.Tiene colecciones de todo tipo de cosas. Lleva más de 20 años recolectando "tesoros" mientras pasea por las playas de muchas partes del mundo. Tesoros formados por cualquier cosa que le llame la atención: cuerdas y trozos de madera traídos del mar, todo tipo de conchas, baldosas de antiguos escombros suavemente erosionadas y hasta restos de fardos de hachís petrificados. Tiene una colección de arena de decenas de playas del mundo cuidadosamente identificadas y guardadas en preciosos envases. Con todas estas cosas ella las organiza, pega, cuelga o pinta de formas distinta y les da alma, insinuando sutilmente que se puede tener alma sin vida.

La familia de Luisa le ha apoyado siempre, tal vez porque ellos están hechos de la misma pasta. Su hermano es el conocido chef de Córdoba Coqui Ochoa y su padre es otro gran personaje creativo.

Luisa ha realizado varias exposiciones en Tarifa, Córdoba y Granada donde hemos podido comprobar cómo su arte representa la paz y el silencio de su vida tranquila en Tarifa y de sus muchos viajes por Marruecos, Rayastán y Jordania. Para aquellas personas que quieran admirar su obra, Luisa tiene su estudio en el casco histórico, y acepta visitas con cita previa llamando al teléfono 956 68 12 71.

El deseo de Luisa para Tarifa: que no se haga el megapuerto y que la isla se convierta en un buen museo del mar y un megaparque infantil.

 

Vota
(0 votos)

Escribe un comentario

Asegúrate de escribir toda la información requerida, marcada con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.