Diciembre 19, 2018

Juan Sanders, un artista americano en Facinas

By Julio 02, 2016 1933 0

Nació en 1968 y de niño creció en una pequeña comunidad de artistas en Medinaceli, Soria. De padres artistas, su madre, Jill Cowie Sanders, es escultora británica y vive en España desde 1964. John R. Sanders, su padre, es pintor afroamericano con sangre Cherokee. Él es Juan Sanders.

En 1992 se licencia en Bellas Artes por la Universidad de Jacksonville State, donde estudió con una beca deportiva. En 1994 vuelve a España y se establece en Tarifa donde tiene el periodo más prolífico de su carrera, completando más de cuatrocientas piezas, en su mayoría pinturas, pero también esculturas, instalaciones y happenings de pinturas en vivo. Cuenta con contribuciones en colecciones de más de quince países. Actualmente vive con su mujer y sus dos hijas en Facinas.

Impacta oírle decir que no se identifica con el oficio de pintor, pero se entiende cuando clarifica “Mientras que un pintor aplica pintura sobre un soporte, yo lo que hago es retirar con espátulas la pintura previamente aplicada sobre la superficie, para que aparezcan las figuras que esconde la gran mancha.” Esta técnica es una evolución personal del proceso de limpieza de las planchas de grabados, algo que le apasionaba desde que aprendió esta técnica en la universidad. “Ponerle tinta a toda la plancha y luego pasarte horas con un trapito quitando las partes que no te interesa que salgan en el grabado. A eso le di la vuelta y lo convertí en el proceso que uso para pintar mis cuadros.”

La música, y más concretamente el Blues, tienen una gran influencia en algunos de sus cuadros en la forma que tiene Juan de representar la condición humana de la tristeza, el dolor y el sufrimiento.

Esta serie de cuadros tienen una fuerza especial y son muy identificables con la obra de Juan, pero es en sus esculturas donde Juan ha definido un particular estilo propio. Piezas como Lion, la representación de la cabeza de un imponente león, están formadas por enmarañada marquetería de madera reciclada que elegantemente acaban formando figuras de una reconocible y equilibrada estética. A menudo termina poniéndoles un guiño travieso añadiendo compartimentos secretos imposibles de localizar ni de abrir para el intruso.

El movimiento es otro elemento característico en sus esculturas. Como por ejemplo en Leonardo, una marioneta también de marquetería reciclada a escala humana con la que se puede bailar cogiéndola de las manos como si fuese una persona. Un paso más allá en la reflexión del movimiento está plasmado en La Máquina, una estructura mecánica gigantesca instalada en el Restaurante Silos que de forma disparatada tiene la función de descorchar botellas de vino.

En la actualidad Juan está trabajando en La Máquina de Pensamientos Esporádicos, una pequeña pieza mecánica fabricada en madera, metal, cristal, luz y sonido. Tengo muchas ganas de verla terminada y por lo que he visto hasta ahora creo que Juan Sanders ha dado con una veta creativa. No me extrañaría que en el futuro se entendiese La Máquina de Pensamientos Esporádicos como el pivote sobre el que Sanders desarrollará toda una serie de piezas similares con gran valor artístico.

El Cuestionario de Juan Sanders.

Una película: Café y Cigarrillos, de Jim Jarmush.

Un libro: El Hombre Invisible, de Ralph Ellison.

Un disco: Swordfishtrombones, de Tom Waits.

Una lugar: Tarifa. Un personaje: Pinetop Perkins.

Un Museo: El MoMA.

Un Consejo: Nunca hagas lo que no te apetece hacer.

Juan Sanders

Vota
(1 Vote)

Escribe un comentario

Asegúrate de escribir toda la información requerida, marcada con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.