Angel Febrero en otoño

By Octubre 01, 2008 10949

Angel Febrero es un artista madrileño que trabaja con la naturaleza como fuente de inspiración. El arte es una vocación, no una profesión. Nadie decide un buen día que se va a ganar la vida como artista. Más bien se siente una necesidad de expresar algo. Con el tiempo, práctica y estudios, se desarrolla un lenguaje y un estilo propio. Mientras tanto el artista se tiene que ganar la vida con otras actividades más comerciales.

 

El caso de Angel Febrero es muy interesante porque su actividad profesional y artística se nutren la una de la otra. Mientras que aún no ha conseguido exponer su obra artística en ninguna galería importante, Angel trabaja con museos e instituciones que le pagan por exponer sus piezas. Me explico, Angel ha creado una empresa, Producciones Artísticas de la Naturaleza SL., (ver www.paludario.com) que produce réplicas de entornos naturales, también llamados dioramas, para los museos, exposiciones y centros de naturaleza más importantes del país.

Entre otros, el nuevo centro de interpretación del Parque Natural del Estrecho, en la carretera N-340 entre el camping Torre de la Peña I y el hotel Punta Sur, expone permanentemente una recreación de los fondos del Estrecho con su flora y fauna.

Sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, de pintura y dibujo, junto con el uso constante de la fotografía como herramienta de estudio para la creación de los dioramas, llevó a Angel a encontrar un estilo fotográfico sugerente y personal que aquí mostramos con una serie sobre las playas gaditanas en otoño, tomadas en paseos por la costa desde Bolonia a Tarifa.

Para entender una obra de arte hay que ponerla en contexto. Angel Febrero nació en Madrid, pero es hijo de andaluces emigrantes. Yo que también he vivido parte de mi vida fuera de mi país, conozco la sensación de añoranza hacia la parte del mundo donde uno ha crecido. Aquel lugar que uno tuvo que dejar atrás un día por los motivos que fueran. Angel nació en Madrid, pero seguro que le dejó huella compartir la añoranza de sus padres hacia su tierra natal. El lenguaje melancólico de estas imágenes nos sugiere que así fué. Por otro lado sabemos que Angel se siente fuertemente atraído hacia la naturaleza, y en Madrid no hay mucha naturaleza, por lo tanto me imagino que debe ser una vía de escape para Angel poder recrear atmósferas salvajes y naturales que le ayuden a sentir su entorno preferido en medio del asfalto y el cemento. Por suerte para Angel, esto lo hace tanto con su trabajo personal como con el artístico.

"La costa gaditana representa para mi un paraíso soñado desde el interior peninsular." nos cuenta, "La recuerdo con una mezcla entre realidad y fantasía. De pequeño pasaba con mi familia andaluza los veranos en los Caños de Meca. Recuerdo que eran largos los meses de junio a septiembre en donde mis primos y yo no teníamos nada más que hacer que estar en el mar husmeando cualquier rincón o poza que se terciara en el camino. Eran momentos de máxima felicidad y asombro ante lo que el océano me mostraba a cada paso. Me llamaban la atención sobre todo los objetos que el mar escupía a la costa: grandes troncos pulidos y carcomidos por gusanos marinos, conchas de seres que yo no conocía y se me antojaban casi mágicos, y un sin fin de detalles con olor a salitre que me hablaban de la fuerza de las aguas y su molienda incesante. En aquel momento esas costas estaban bastante bien conservadas y algunos rincones rezumaban aun ese palpito de virginidad que hoy es difícil de encontrar. Por eso cuando regreso voluntariamente a esas mismas costas gaditanas, suelo hacerlo en invierno, cuando la soledad que irradian me remite a esas playas sin apenas turistas que yo conocí."

El medio fotográfico, a diferencia de otros medios artísticos como por ejemplo la pintura o la escultura, implica cierto grado de recuerdo. Las fotos de viajes por supuesto, pero también las fotos de ceremonias, de investigación y hasta las fotos de carnet. Todas y cada una de las fotos existentes nos hablan de una forma o de otra sobre el hecho de recordar algo. Angel usa el recuerdo como mensaje principal de su trabajo, y su recuerdo más fuerte y vital es el de la naturaleza. Lo más fascinante es la forma que Angel ha fabricado estos recuerdos. El pone varias imágenes una sobre la otra, cada capa un recuerdo, que en su conjunto nos da como resultado una sola imagen. Los avances científicos sobre el funcionamiento del cerebro nos enseñan que durante el proceso de recordar hacemos exactamente eso, ponemos capas de elementos mezcladas unas con las otras para obtener un solo recuerdo. A veces incluso mezclamos elementos de otras situaciones “rellenando” para resaltar nuestro recuerdo. Literalmente eso es lo que brillantemente ha hecho Angel en este trabajo.

Más allá de los dioramas y la fotografía, Angel tiene otro fascinante proyecto. Es el creador original de los Paludarios. El Paludario es un trabajo de autor en forma de auténticos tableaux vivants, cuadros vivos en los que sus volúmenes, hojas, musgos y esculturales raíces aéreas “brotan” como certeras pinceladas. Reflejos directos de una naturaleza salvaje, diversa y sorprendente en formas y matices. La composición como en cualquier obra pictórica es única e irrepetible e intenta trasmitir la emoción que su creador capta en aquellos parajes y rincones que visita y de alguna manera le pertenecen sentimentalmente. La capacidad expresiva del Paludario se ve incrementada gracias al relajante movimiento y sonido del agua, que cala y gotea entre sus relieves y musgos.
Os recomiendo que entréis en www.angelfebrero.blogspot.com si queréis conocer mejor a este interesantísimo artista.

http://angelfebrero.blogspot.com/

Friendly After Work

Viernes, 21 Junio 2019 a las 17:00
Friendly After Work!! todos los Viernes a partir de las 17:00h en Waves Beach Bar Tarifa!

Fundación Made In Tarifa

Sábado, 22 Junio 2019
RECOLECTA para su próximo Viaje Solidario.

Mercadillo 2ª Mano

Domingo, 23 Junio 2019
Mercadillo Segunda Mano Todos Los Domingos ..Delicatessentarifa.