No puedes irte de Tarifa sin probar el Borriquete a la plancha en El Mirlo. El borriquete es un pescado de carne blanca con textura y sabor parecido al besugo, pescado, como la mayoría de los otros platos que sirven en este singular establecimiento, en las aguas de Tarifa por los mismos dueños de este restaurante.  Lo encontrarás al final de la carretera que va por detrás de la duna de Valdevaqueros, pasado el antiguo campamento militar.

Este suculento plato se compone de una corona de calamar con puntas de espárragos trigueros a la tempura. El calamar, pescado con caña en las aguas de Tarifa, se hace a la plancha, se sazona con semillas de amapola, escamas de sal Maldon y le acompaña una salsa de ajetes. Otras especialidades de este restaurante son la Parrillada de marisco, las Paellas, Pescado de la zona en su jugo,  a la plancha o frito y el Atún de almadraba en manteca al estilo “Juan Luque”, que en 1898 fue el pionero gastronómico de la familia. Abren para comidas y cenas y dispone de una agradable terraza frente al puerto y un amplio salón.

 

¡Qué suerte tenemos! Dicen que los mejores pasteles de la comarca se hacen en Tarifa. En tres pastelerías tradicionales y artesanales, pequeños negocios familiares, cada una con su estilo, que fabrican suculentas obras de arte y que aportan felicidad y nos endulzan la vida. Siempre he pensado que la profesión de pastelero debe ser una de las mejores del mundo.

El viajero llega a Tarifa con la ansiedad de ver sobre el terreno los vestigios de una época consumida por el paso de los años; aunque no olvidada. De hecho la memoria es lo que le trae a Tarifa en esta ocasión. La memoria colectiva de buena parte de la ciudadanía, de aquéllos que nacieron antes del auge de la marca “Ciudad del Viento” como atractivo empresarial. La mayoría de ellos, y sobretodo ellas, vivieron en primera persona o muy de cerca la época dorada de la industria en Tarifa: la de las conserveras.

Página 8 de 8