Este revolucionario método inventado en Japón para sacrificar el pescado, consigue la máxima calidad y minimiza significativamente el sufrimiento del animal.

¡Que tiemble la noche, Tarifa está que arde! Además de por sus playas, Tarifa es conocida por su ambientazo nocturno. Y no es para menos contando con un bar que, literalmente echa humo.

Las cosas, cuando son buenas, se les llama por lo que son. Esto pasa con El Chiringuito, el primero de la playa de los Lances, que, como su nombre indica, hace referencia a lo que es un chiringuito con clase.

El Sabor de Tarifa, un restaurante de comida casera, donde el aceite de oliva español aliña la boloñesa italiana. Ahí lo dejo, que empiece el festín.

En el casco antiguo de Tarifa y apartado del jaleo de fiesta nocturna, se encuentra El Burgato, un bar de tapas diferente. Un espacio en el que solo entrando ya te sientes como en casa.

Manduka Café es un pequeño y acogedor establecimiento situado en una de las calles principales de Tarifa. Lleva abierto desde el 2002, siempre regentado por el mismo dueño, Nino, un tarifeño de toda la vida que pertenece a la primera generación que compartió pupitre en el colegio con los hijos de los primeros guiris que se vinieron a vivir a Tarifa atraídos por el windsurf.