Noviembre 20, 2018

Pastelería Artesanal De Tarifa

By Junio 03, 2009 15655 0

¡Qué suerte tenemos! Dicen que los mejores pasteles de la comarca se hacen en Tarifa. En tres pastelerías tradicionales y artesanales, pequeños negocios familiares, cada una con su estilo, que fabrican suculentas obras de arte y que aportan felicidad y nos endulzan la vida. Siempre he pensado que la profesión de pastelero debe ser una de las mejores del mundo.

¿Qué puede ser mejor que vender felicidad? Trabajar en un mundo de aromas de chocolate, de vainilla, de almendra ... Un mundo de diferentes texturas en los bizcochos, las mouse y los tocinos de cielo. Sin olvidar, por supuesto, las cremas, los merengues y las frutas.

Entra en una de ellas, o mejor, entra en las tres, y descubrirás expositores repletos de ilusión en las más variadas formas, colores y sabores. En estos sitios uno hace una regresión a la infancia y se siente como si estuviese en la fábrica de chocolate de Willy Wonka. A la hora de escoger la elección puede ser difícil, pero déjate llevar por tu impulso o permite que las encantadoras dependientas o los otros clientes que estén esperando junto a ti te aconsejen.

Los pasteles de Tarifa están altamente influenciados por la cultura árabe y el uso de la almendra. Además sienta bien por que se usan materias primas de excelente calidad y no se les añade conservantes como en la pastelería industrial.

En la pastelería artesanal todo son ventajas: se utilizan materias primas más saludables y de mejor calidad que en la pastelería industrial, se potencia el comercio local, se conserva la tradición cultural y además los pasteles no son para nada caros.

En conjunto pueden hacer unas ochenta variedades de pasteles distintos en Tarifa. Entre los más típicos están:

Tranvía,- deben su nombre al gran tamaño que tenían antes, comparando al tamaño de los tranvías de Cádiz- no es original de Tarifa pero es muy popular aquí: láminas de hojaldre con crema pastelera y chocolate por encima.

Cajilla, un pastel con una fina base de harina de trigo sin refinar y huevo. Pasta de almendra en el interior y una tapa de azúcar blanca glaseada. Tiene una presencia tosca pero al cogerla, y sobre todo al morderla nos muestra su fragilidad. La pasta de almendra es sorprendentemente ligera en la boca.

Turrón, además del típico blando los pasteleros inventan sus propios sabores como ron con pasas, naranja, nata con nueces, ...

En Semana Santa: Torrijas con pan especialmente hecho para la ocasión, Roscos de Alcalde -petisú con matalauva esponjado en almíbar emborrizado en azúcar-.

Y los petisús, el bizcocho de chocolate, la biscotela, los larguitos, las japonesas, los suxos, las cristinas, las herraduras, los merengues, ...

Pepe Bernal de la pastelería Bernal en La Calzada. Cien años de negocio en el mismo sitio. La familia Bernal lleva la repostería en la sangre. Su abuelo vino de Cádiz a Tarifa para abrir una pastelería/panadería, que a su vez era estanco, se llamaba La Gaditana. Los pasteles preferidos de Pepe son el tranvía y los dulces de hojaldre como la corbata. Su ingrediente preferido la almendra.

Los hermanos José y Carlos Bernal de la pastelería La Tarifeña en la Calle de la Luz. Esta pastelería tiene el Sello de Calidad del Parque Natural del Estrecho, que se otorga para premiar el uso de ingredientes naturales de procedencia local y la elaboración artesanal del producto. Los hermanos Bernal son la cuarta generación de maestros pasteleros. José tiene una bandeja de tranvías y Carlos un plato de cajillas.

MIguel Moreno y su esposa Isabel de la pastelería-cafetería Las Delicias en la Calle Batalla del Salado. Miguel trabajó para Pepe Bernal durante 25 años hasta que decidió abrir su propio negocio hace diez.

Vota
(1 Vote)

Artículos relacionados

Escribe un comentario

Asegúrate de escribir toda la información requerida, marcada con un asterisco (*). Código HTML no está permitido.