Publireportaje, contenido patrocinado por Firmm.

En Tarifa, desde mediados de marzo hasta octubre firmm realiza excursiones diarias de avistamientos de ballenas y delfines en su hábitat natural. Se crea una oportunidad de encuentro entre personas y animales. Conectando con los animales en su medio salvaje y transmitiendo conocimientos sobre ellos, se intenta crear la base para fomentar la comprensión y el amor por los mamíferos marinos y la conservación de su espacio vital, los océanos.

 Video de una reciente travesía en barco para ver ballenas y delfines en el Estrecho de Gibraltar.

Aproximadamente un 60% del suelo municipal de Tarifa se encuentra oficialmente protegido. Este entorno se encuentra incluido en una Reserva Intercontinental de la Biosfera, en donde podrás conocer la costa mediterránea escondida del Parque Natural del Estrecho, plagada de pequeños acantilados, calas y formaciones singulares llamadas Flychs, que nos hablan de su historia geológica.

El comienzo del que sería desde el año 2003 el Parque Natural del Estrecho de Giraltar, tuvo lugar hace 65 millones de años cuando Europa y África se separaron, naciendo el Estrecho de Gibraltar. Una enorme catarata hizo llenar el Mar Mediterráneo y a partir de entonces existiría un flujo de corrientes entre Mediterráneo y Atlántico, en el que una corriente superficial con agua atlántica entra, mientras que una contracorriente profunda mediterránea (más salada y densa) sale.

En la costa atlántica de la provincia de Cádiz, en los términos municipales de Barbate y Vejer de la Frontera, se sitúa el Parque marítimo- terrestre de La Breña y Marismas del Barbate. La miscelánea de ecosistemas marinos, acantilados, pinares, marismas y dunas hacen de este enclave un destino obligado para el turista que viene en busca de sus paradisíacas playas.

Cuentan los escaladores de la Bahía de Cádiz, que hace ya veinte años que practican la escalada en la sierra de San Bartolo. “Nos guardábamos los veinte duros del bocadillo del colegio para coger el fin de semana un autobús y otras veces hacíamos autostop hasta llegar al cruce de Bolonia. Una vez allí subíamos hasta la sierra por una pista sin asfaltar cargados con el material para equipar las vías

Con la llegada del buen tiempo, Tarifa suele convertirse en un destino ideal para muchos turistas. Sin embargo, los viajeros más constantes que pasan por Tarifa dos veces al año, no son humanos y por ello suelen pasar desapercibidos por la gran mayoría de los residentes. “Llevo cerca de cuarenta años en Tarifa y nunca he visto cosa igual”, he llegado a oír decir por parte de algún tarifeño un día que,

Las playas de Tarifa se han convertido en los últimos años en un escenario habitual de surfistas que practican una nueva variedad del surf, el kitesurf. Este deporte náutico se ayuda de una cometa para deslizarse por el agua con una tabla y realizar maniobras hábiles. Todas las playas de la costa tarifeña son aptas para la práctica del kitesurf ya que nos encontramos en un punto geográfico dónde la frecuencia de los vientos es tal, que prácticamente a diario podemos disfrutar de este deporte.

Ha amanecido un día soleado, con una agradable temperatura invernal que nos invita a recorrer alguno de los mágicos lugares que la naturaleza nos ha brindado en el Estrecho de Gibraltar. Nos encaminamos a disfrutar de once kilómetros durante cuatro horas y media aproximadamente, de un paseo por la costa mediterránea del municipio de Tarifa con unas vistas inmejorables durante todo nuestro recorrido del reino de Marruecos.

Hace miles de años el Mar Mediterráneo era una selva de clima tropical, pero hoy toda esa selva ha desaparecido. ¿Toda? Toda no. Al sur del sur de Europa un grupo de irreductibles laurisilvas sobrevive. El sendero que proponemos nos adentra en este lugar, con un clima muy particular, de niebla y alta humedad. Podremos ver un bosque de ribera, llamado localmente canuto.