Excursiones Desde Tarifa

Zahara, el Paraíso del Atún

Déjate seducir por sus playas y su gastronomía.
Al oeste de Tarifa encontramos Atlanterra y Zahara de los Atunes. Este pequeño pueblo pesquero se sitúa en un llano rodeado de colinas que limita directamente con el mar, es una perla junto al océano Atlántico que nadie debería perderse. Esta situación privilegiada hacen de Zahara de los Atunes un lugar magnífico donde poder descansar y disfrutar de su agradable clima en cualquier momento del año.
Las raíces de Zahara las hemos de buscar en los fenicios, quienes atraídos por la belleza de la costa gaditana y la riqueza pesquera decidieron asentarse en la zona. Especialmente la tradicional pesca del atún, como el propio nombre indica, ha sido la base de su historia y lo que atrajo no solamente a fenicios si no también a romanos y árabes posteriormente.
La almadraba, nombre con el que se conoce al arte de pesca del atún, fue lo que dio origen al pueblo de Zahara de los Atunes. El pueblo se dedicó durante siglos a la pesca casi en exclusiva hasta que en los años noventa empezaron a llegar los primeros grupos de turistas en masa a la zona.


La gastronomía de Zahara de los Atunes está muy arraigada al atún de almadraba, que es de una calidad exquisita y constituye la base de gran parte de la gastronomía local en Zahara. Los platos más habituales son de la cocina típica española, con especialidades de la zona andaluza. Destacan aquellos basados en productos del mar, como sería la tortilla de camarones o el clásico atún encebollado, así como los arroces y cazuelas de pescado.
En los últimos años Zahara de los Atunes ha experimentado un desarroyo hostelero importante y los zahareños han sabido adaptarse a los gustos de sus turistas como pocos en la zona. Frente a la necesidad de promocionar el turismo, la Asociación de Comerciantes decidió organizar de forma anual la Ruta del Atún y la Ruta del Retinto, ambas con una excelente organización y éxito de asistencia, así como una apasionante atención al detalle en la elaboración de las tapas como se puede apreciar en las páginas web www.rutadelatun.com y rutadelretinto.com respectivamente.
Al mismo tiempo existen numerosos restaurantes que son referentes en la inovación culinaria y que son áltamente recomendables. El restaurante del Hotel Antonio, es todo un referente gastronómico en la zona, donde puedes degustar pescados y mariscos frescos del día y como especialidad el Atun de Almadraba cocinado de mil maneras diferentes. O El Vambú, exótico restaruante del Hotel Varadero, donde la natural fragancia que desprenden los árboles y enredaderas del jardín inundan su seductora combinación de cocina exótica y deslumbrante ambiente. También te recomendamos el restaurante del Hotel Pozo del Duque de visita obligada para los amantes de la buena mesa, que sirve exquisitas carnes rojas procedentes del propio ganado de la finca que poseen los propietarios y su especialidad, el morrillo de atún a la sal. Y por último, pero no por ello menos importante, El Pradillo, un restaurante gastronomicagente, muy animado con ocasionales espectáculos y una cocina exquisita, creativa y de mercado.
Casi ocho kilómetros de fina arena y aguas cristalinas se extienden en el litoral de Zahara de los Atunes, convirtiéndola en una verdadera joya de la costa gaditana. El mar baña armónicamente sus orillas llegando a fundirse con la vegetación circundante, todo reunido en un eufórico entorno natural.
Sus playas son prácticamente vírgenes, cuentan con bellezas como la propia playa de Zahara, una hermosa y extensa playa de más de 6 kilómetros de amplitud que llega desde el mismo pueblo hasta el cabo de Gracia. Esta paradisíaca playa cuenta en verano con numerosos chiringuitos y sus condiciones ambientales y estupendos servicios han permitido que esté galardonada con la bandera azul. La playa de los Alemanes, un entorno natural inigualable de kilómetro y medio de extensión es como un sueño alejado del mundo real. Un lugar auténtico, con fuertes oleajes y arena fina y clara, dificil de olvidar. Por último cabe destacar la playa del Cañuelo. Otra deliciosa playa salvaje. Esta playa de acceso complicado está situada en terreno militar, estas características le otorgan la privacidad necesaria para ser un buen lugar donde refugiarse a descansar o relajarse tranquilamente.
En este maravillosos entorno de costa podrás disfrutar de muchas actividades. Su geografía así como sus llanos de arena y mar dan para mucho, desde un relajante paseo a caballo por la orilla del mar hasta rutas a pie o paseos en barco, pasando por diversos deportes de agua, como windsurf, surf o submarinismo, para disfrutar del océano Atlántico en su máxima expresión.
Las mañanas o las tardes pueden ser muy amenas paseando  por las calles de este encantador pueblo y descubriendo un sin fin de tiendas para todos los estilos. Dentro del Palacio de Pilas hay un mercado de artesanía, ropa y complementos.
Además en Zahara de los Atunes no se puede pasar por alto la magnífica puesta de sol, única en el mundo, un espectáculo cautivador. Y tras esta Zahara se llena de gente dispuesta a dar un paseo a la fresca y tomarse algo en las numerosas terrazas con las que cuenta, a la espera de que llegue la noche y poder disfrutar de una deliciosa cena en uno de sus bares o restaurantes más populares, de gran calidad y buenos precios. Tras las cenas el ambiente nocturno es animado y variado. Los chiringuitos de la playa ofrecen música en vivo. Otros locales están abiertos con terraza donde tomar deliciosos cocteles y disfrutar de buen ambiente.
La variedad de actividades para adaptarse a los gustos de cada visitante, un entorno natural muy bien conservado y trato cercano y agradable de su gente son las claves para conseguir que cada visita sea única e irrepetible. Zahara consigue que su encanto permanezca en la memoria de cada visitante como la imagen de un primer amor.

Basura