Deportes

Hípica Molino el Mastral

Javier Nuñez nació en Algeciras y se ha criado toda su vida entre caballos. Empezó a montar a los cuatro años y desde entonces han pasado muchísimos caballos por sus manos. Este va a ser el tercer verano para Javier al frente de la gestión de Hípica El Mastral, una cuadra de dieciséis cabezas entre caballos y yeguas.

 

Antes de abrir esta cuadra Javier vivía en Inglaterra. Se fue con dieciocho años y se dedicó a la compra/venta de caballos de carreras de pura raza inglesa. "Aquello es otro mundo" comenta Javier. "En Inglaterra hay una afición muy grande a los caballos en general y la industria mueve grandes cantidades de dinero." Javier trabajó en una yeguada de unas setenta yeguas y tres sementales. La cuadra se dedicaba principalmente a la producción de buenos competidores para su posterior venta. En España hay hipódromos en Bilbao, Sevilla, Madrid y Mijas, pero Javier por ahora está muy contento gestionando su propia cuadra y poniéndola a los servicios del turismo. Nos cuenta que aprendió mucho en Inglaterra pero que prefiere pasear a los caballos por la naturaleza a verlos correr por una pista. Empezó con doce caballos y se recorrio toda España buscando caballos nobles y adecuados para este tipo de negocio. Tiene tanto caballos castrados como yeguas que son apropiados para toda clase de niveles , y un semental que solo monta Javier. Cinco de ellos de raza española y los demás hispano-anglo-arabe o también conocidos como de tres sangres.

Lo que más busca la gente son rutas tranquilas por el campo o por la playa para disfrutar de una perspectiva distinta de la naturaleza. La experiencia de sentir el campo a lomos de un caballo es muy distinta a la de ir a pie o en un coche. A caballo te sientes mucho más integrado en el paisaje, escuchas y ves el entorno desde una posición privilegiada y la experiencia en general se hace más auténtica. Javier también ofrece clases de todos los niveles y proporciona un servicio de pupilaje, para cuidar caballos de terceras personas que no dispone de cuadra propia. Javier se levanta todos los días a las ocho para dar de comer a los caballos y limpiar las cuadras. Sobre las once empiezan a venir los clientes. Tiene cuatro o cinco grupos al día y suele ir con grupos de seis personas. Una de sus rutas preferidas es por fincas vecinas donde su familia tiene vacas bravas. También le gusta ir por La Peña por las preciosas vistas de la Playa de Los Lances y del Estrecho. En invierno realiza rutas más largas hasta Bolonia con una duración de cinco a seis horas, pero para esto hay que estar preparado ya que más de una hora para alguien poco acostumbrado a montar es más que suficiente para sentir agujetas. Montar a caballo es bueno para la salud. Es un ejercicio físico muy completo y psicológicamente muy útil como modo de combatir el estrés y preocupaciones del día a día. Montar a caballo, admirar el paisaje y respirar el aire puro es una buena solución para "cargar las pilas".

La cuadra se encuentra en unos terrenos de la familia junto al hotel rural Molino El Mastral en la carretera del Santuario de la Luz, Km 2,3 a mano izquierda si vienes desde la Ctra. N-340. Desde la puerta de la finca a las cuadras hay una distancia de 1km. Aparca en el parking del hotel frente a la piscina y sigue las indicaciones hasta las cuadras al fondo a la derecha. Para más información y reservas llamar al: 637 43 22 52

El deseo de Javier para Tarifa: que no haya más edificaciones masivas de terrenos.