Deportes

Mitos y verdades del ejercicio físico

Hola a todos los que os preocupa vuestro estado físico, y sobretodo, vuestra salud. En este primer artículo queremos acercarte a la actividad física y el deporte y ayudarte a aclarar algunas de las dudas más frecuentes que normalmente nos planteamos cuando comenzamos una actividad física. Esperamos que os sirvan de ayuda y os animamos a comenzar cualquier programa de entrenamiento que más os vaya y os guste y que os ayude a mejorar vuestro estado físico y vuestra calidad de vida. NUNCA ES TARDE PARA EMPEZAR!!!
Los mitos o creencias erróneas acerca de la E.F. y deporte, en relación con aspectos biomédicos, han sido y son muy comunes debido a múltiples influencias (de la publicidad, de los propios docentes, entrenadores, monitores poco formados, etc.), las cuales han conducido a prácticas que resultan peligrosas para la salud.
Diversas son las influencias que han colaborado entre sí en la creación de estos mitos. La influencia publicitaria, centrada especialmente en la televisión, la ausencia de investigaciones (acerca de los mitos) aplicadas al campo de la E.F., los profesores no especialistas con insuficiente preparación, los entrenadores y monitores deportivos con una preparación parcial, los profesores especialistas tradicionales que abandonaron el proceso de formación continua, la ausencia de un análisis deductivo e inductivo de ciertas prácticas… han constituido un frente de mitos, que perdura aún en la actualidad.
Sudar adelgaza
Esta creencia es un clásico...pero puede resultar peligrosa. Todavía resulta frecuente observar deportistas entrenando con exceso de ropa o prendas no transpirables (plásticos, neoprenos...). También los hay que se meten en la sauna para “perder un poquito de grasa...”
Efectivamente, cuando sudas, pierdes peso. Pero lo recuperas inmediatamente, al reponer los líquidos (imprescindibles para tu salud y tu rendimiento) que has perdido con la excesiva sudoración. El resultado es que has sometido a tu organismo a un sobreesfuerzo y has limitado tu capacidad física sin obtener nada a cambio. Más aún, forzando la sudoración, afectas tu correcto estado de hidratación y haces peligrar tu salud, pero no pierdes ni un gramo de grasa!!
Cuando dejas de entrenar, el musculo se convierte en grasa
Grasa y músculo son dos tejidos diferentes que no pueden , bajo ningún concepto, transmutarse el uno en el otro. Es frecuente que deportista que dejan de entrenar pierdan masa muscular. Si mantienen su ingesta de calorías ahora que su gasto es menor (hacen menos ejercicio y su metabolismo basal ha disminuido al perder músculo) es posible que ganen grasa. Pero en ningún caso se puede transformar el músculo en grasa , ni a la inversa.
Hago abdominales para perder tripa
No existen ejercicios que hagan perder grasa de una zona concreta del cuerpo. La pérdida de peso localizada es una falsa creencia que aprovechan los anunciantes y algunos centros para vender productos. Cuando realizas un determinado ejercicio, por ejemplo encogimientos abdominales, estás produciendo un gasto calórico. Si el balance entre las calorías consumidas e ingeridas resulta negativo, entonces este ejercicio habrá contribuido a que se produzca una pérdida de tejido graso en todo tu cuerpo. Pero no de forma específica en los odiados “michelines”, porque las grasas no se eliminan en mayor grado encima de los músculos que ejercitamos. Cada persona acumula grasa en un lugar distinto según su tipología (cadera, abdomen, piernas, etc.). Generalmente queremos perder grasa precisamente en esas zonas que son nuestro depósito y resultan las más resistentes a la pérdida. Si te pones a régimen, probablemente será en estas zonas en donde más te cueste disminuir la grasa. Recuerda: no se puede adelgazar por partes. Al menos, “por las partes” que a cada uno nos gustaría.
Nadar es el mejor ejercicio para los problemas de espalda
Existe la creencia, bastante popular, de que la natación previene y corrige las desviaciones de las columna vertebral. Puede resultar de gran ayuda como actividad complementaria, aunque no constituye un tratamiento y no debe utilizarse como terapia exclusiva. Debes tener en cuenta que no todos los estilos son beneficiosos para todas las dolencias, por lo que debes informarte cual es el estilo más adecuado para tu problema y asegurarte que tu técnica es la correcta. La natación no sustituye a la fisioterapia ni a los trabajos de compensación y potenciacion muscular. Con un trabajo correcto de pesas o resistencias es posible potenciar las zonas que más lo necesitan de un modo mucho más concreto. Eso sí, es importante que las cargas se adapten al problema y que la ejecución técnica de los ejercicios sea la correcta, por lo que asegúrate que tu entrenamiento está supervisado por un especialista.
Los ejercicios aerobicos son los mejores para adelgazar
Es cierto que los ejercicios aeróbicos son los que más calorías queman. También es verdad que si son prolongados, tu cuerpo podrá utilizar las grasas almacenadas como combustible, por lo que resultan muy adecuados para perder peso y reducir grasas. Pero más eficaz todavía resulta la combinación de este tipo de ejercicios con entrenamientos de fuerza porque, aunque el gasto calórico durante el ejercicio no es tan importante, vas a seguir quemando calorías cuando termines de entrenar. Cuando aumenta tu masa muscular, crece también el número de calorías que quemas a lo largo de día, incluso durante los momentos en los que estás en reposo. Es decir, aumenta tu metabolismo basal.
Las mujeres que entrenan con pesas se ponen demasiado fuertes
Es muy frecuente que las mujeres que llegan a un gimnasio rechacen el entrenamiento con pesas por considerar que pueden adquirir un aspecto masculino. Esta es una falsa creencia, porque su genética y los bajos niveles de testosterona que caracteriza a las mujeres, hacen que el crecimiento muscular sea muy pequeño. Las mujeres culturistas tienen una predisposición genética para desarrollar una gran musculatura. También siguen un programa de ejercicios y una dieta rigurosos para maximizar su masa muscular. Por el contrario, el entrenamiento con pesas puede ayudar a muchas chicas a tonificar y potenciar algunas “zonas clave”. Una mujer normal que entrene con sobrecargas verá reducida su masa corporal, ya que perderá grasa y tonificará su musculatura.
Carmen Díaz y Julio Diéguez son Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Llevan dedicados al mundo del Fitness y de la Preparación Física desde hace más de 20 años, impartiendo cursos para profesores por todo el mundo. Han recibido diversos premios nacionales e internacionales relacionados con el Fitness y las actividades físicas colectivas. Por su parte, Julio es fisioterapeuta y tiene en el mercado numeroso libros relacionados con el entrenamiento.
www.CarmenDiaz.net - www.JulioPapi.com